22 de abril de 2013 / 03:31 p.m.

La Federación Internacional de Archivos Fílmicos (FIAF) pedirá a la Unesco que el cine analógico sea declarado Patrimonio Universal de la Humanidad, una propuesta presentada hoy en Barcelona por la artista Tacita Dean y el director de fotografía mexicano Guillermo Navarro.

La Filmoteca de Cataluña es la anfitriona esta semana del 60 Congreso Internacional de la FIAF, que reúne en Barcelona a cinematecas de 61 países.

El director de la Filmoteca catalana y uno de los vicepresidentes de la FIAF, Esteve Riambau, dijo tras la exposición de Dean y Navarro, que "esta petición se votará en la asamblea del próximo sábado" y señaló que podía decir "sin miedo" a equivocarse, que "ésta va a ser secundada por la FIAF".

La iniciativa pretende ser una llamada para la preservación del celuloide en un momento de tránsitotecnológico hacia la imagen digital.

Navarro, ganador de un Oscar por la fotografía de "El laberinto del fauno", de Guillermo del Toro, cree que "el filme es la piedra Rosetta de nuestro tiempo".

En este sentido, explicó que desde que se inventó, algo más de cien años, ""se ha convertido en un medio universal para contar historias que han entretenido e iluminado a la gente todo el mundo"", y ha comparado su papel revolucionario a la invención de la imprenta.

La propuesta cuenta, de momento, según Navarro, con el apoyo de directores de cine, conservadores, fotógrafos e instituciones, entre ellos Laurence Kardish (MOMA, Nueva York), Stuart Comer (Tate Londres), Nicholas Cullinan (Tate Modern, Londres), o Nigel Walters (presidente de Imago, Federación Europea de Directores).

""La Unesco tiene una cita que no se puede retrasar, declarar Patrimonio Universal de la Humanidad el celuloide, un bien cultural que se debe preservar y que no se debe perder"", consideró.

No sólo se debe conservar el pasado, sino también el presente y el futuro: ""No podemos permitir que la película desaparezca, porque sería un genocidio cultural"", indicó

La artista visual Tacita Dean recordó, en el arranque de la sesión, que comenzó a trabajar junto a Guillermo Navarro a raíz del encuentro "A Celebration of Film", el 22 de febrero de 2012 en la Tate Modern de Londres.

De aquel encuentro surgieron tres grupos de trabajo: archivos, arte e industria, destinados a "garantizar la supervivencia del celuloide".

Como artista, Dean trabaja en películas de 16 milímetros y las proyecta luego como obras de arte en museos y galerías.

""Mi proceso puede parecer anacrónico"", asumió Dean, para quien su ámbito ""es difícil de entender la diferencia entre las películas de celuloide y las digitales, porque son medios distintos"".

Además, ""el cine tiene una naturaleza química y eso conecta con la magia; es un medio para hacer poesía; mientras que lo digital tiene ventajas pero es diferente"".

EFE