3 de mayo de 2013 / 07:17 p.m.

 

Un gatito de 5 semanas de edad fue rociado con gasolina y quemado por unos delincuentes en una concurrida calle de Nueva Jersey.

Como consecuencia, el felino perdió sus orejas, sufrió quemaduras de segundo y tercer grado, tiene algunas zonas de calvicie permanente desde la parte superior de la cabeza y a lo largo de la espalda.

El gato que lleva el nombre de Justin, fue rescatado por un transeúnte; “el gatito lloraba cuando lo moví y cuando lo toqué comenzó a gritar”, aseguró el rescatista a NJ.com, quien contactó con las autoridades que llevaron al animal a una Sociedad Protectora de Animales, donde fue atendido de inmediato por médicos veterinarios.

Justin se está recuperando y se encuentra bajo vigilancia médica, ""lo está haciendo muy bien, pero aún no está fuera de peligro"", declaró Anne Trinkle, directora ejecutiva de la Alianza Animal.

Las autoridades de Nueva Jersey revisarán las cámaras de vigilancia para dar con los responsables, la Sociedad Protectora de Animales ofrece hasta 5 mil dólares por información que conduzca a su arresto.

""Este acto de crueldad no será tolerado, y esperamos que el premio alentará a cualquier persona con información para ayudar a traer a un delincuente ante la justicia"", explicó la vocera de la asociación.

Un grupo de voluntarios están buscando donaciones para seguir tratando a Justin, éstas se pueden hacer a través de la página web: AnimalAlliance.org.

 — TANIA ROJO / @TANIT89