1 de agosto de 2014 / 12:13 p.m.

Carlos Bustos, técnico del Rebaño Sagrado, afirmó que el partido ante el campeón de Alemania, el Bayern Múnich, no fue sencillo, y que más allá de la dolorosa derrota destaca la manera en que sus jugadores encararon este compromiso.

"El sabor es amargo por la derrota, pero el equipo jugó con personalidad, con categoría, de igual a igual a un rival de categoría, me gusta, el equipo va progresando, le falta un poco de aproximación para tener más chances de gol, pero aún así le generamos oportunidades de gol a un equipo de jerarquía, como para que el resultado hubiera sido diferente".

Señaló que fue difícil controlar a Franck Ribéry, pero que conforme pasaron los minutos, entendieron la zona que pisaba y ahí fue como lo nulificaron al francés.

"Él es un jugador muy inteligente, aprovechaba un lugar del campo donde le quedaba lejos a los dos contenciones y salía a recibir ahí, después los centrales se botaron un poco para estar más cerca de él, y pudimos controlar mejor esa parte".

Sobre las palabras de encomio que recibieron de parte de Vergara, quien afirmó que el Rebaño vendió cara la derrota, Bustos afirmó que es destacable la manera en que el duelo de la institución va creyendo en este proceso nuevo.

"Es importante que esté contento, que vea el progreso de los jugadores y el grupo ha sabido lo que tenemos que afrontar en este año futbolístico, nosotros tenemos que mejorar, eso es lo que nos proponemos diariamente para que Chivas esté mejor".

Dato

Este viernes el Rebaño tiene día libre, muchos jugadores trajeron a sus familias a Nueva York y estarán de paseo por la ciudad. Algunos van a visitar la Estatua de la Libertad y otros irán al distrito de Soho a ver las grandes marcas de ropa

JESÚS HERNÁNDEZ TÉLLEZ