4 de diciembre de 2013 / 11:27 p.m.

Wang Xinmin, un hombre de 31 años de edad que padece de cáncer viajó miles de kilómetros por toda China para lograr un objetivo que lo reconfortaría espiritualmente, comprar una cabra sin patas delanteras.

La razón de ello, es porque a Xinmin este pequeño animal representa la valentía y optimismo. "Su espíritu de lucha es la mejor droga para mí".

El hombre enfermo quien sufre de un linfoma, emprendió su largo viaje luego de leer sobre la excepcional cabra, que había nacido sin sus extremidades delanteras y que aprendió a mantenerse en dos patas.

Xinmin la compró por un precio de £ 450.

 

Agencias