24 de enero de 2014 / 12:31 a.m.

Pedro Caixinha, técnico de Santos Laguna, aseguró sentir el respaldo de su directiva ante un inicio complicado del torneo, por lo que trabaja tranquilo para ir a buscar un triunfo que pueda cambiar el rumbo del equipo.

A pesar de que los resultados no lo acompañan en después de tres fechas del Clausura 2014, el timonel aseguró que se siente respaldado y que lo apoyan en su trabajo diario.

Por lo tanto no viajó preocupado a Querétaro, donde este viernes enfrentará a Gallos Blancos en el Estadio Corregidora.

“Los resultados dependen y hacen las vidas de los entrenadores y no es que me guste sentirme seguro, eso no existe, para mí lo más importante es tener el respaldo de las personas que creen en el trabajo que ellas mismas hacen y en las personas que me han contratado para hacer el trabajo”, expuso el portugués.

Indicó que siempre que exista esa relación, las personas van a creer más todavía y de esa manera van a saber que van a llegar a donde saben que deben llegar. Por eso, no está preocupado en lo mínimo en relación a ese tema y se siente muy tranquilo en el desarrollo de su trabajo, que es la única presión que tiene.

“Me levanto todos los días a las 6:15 horas y busco hacer las cosas de la mejor manera posible, que es lo que nos va a llevar a obtener los resultados”, dijo el técnico.

Por eso, ante los cuestionamientos sobre posibles alarmas en el equipo declaró: “No, nosotros no estamos con esa alarma, todo lo que viene de fuera es rechazado y se va de vuelta, de eso tengo la certeza porqué la mentalidad del club permite tener ese respaldo y esa manera de encarar las cosas. Me da igual lo que puedan decir todos aquellos que no están en el día a día con el equipo”.

Y agregó: “Lo que es nuestra afición y están con nosotros, sea contra el que sea, ellos nos dicen que creen en el trabajo y nos apoyan, pero a los demás que vienen a criticar, les digo “me da igual’’, ese no es el verdadero aficionado. El verdadero Guerrero es el que viene a apoyar cuando se necesite o cuando no se necesite, los demás son como la lluvia, va y viene, me da igual esa crítica barata”, puntualizó.

Con respecto a las ausencias de Cejas y Escoboza, Caixinha comentó que ante esas ausencias no se puede perder la vocación ofensiva.

“Eso no se puede perder nunca, hay que mejorar en proponer y tener la iniciativa del juego y para mí es teniendo el balón. Vamos a seguir trabajando en generar confianza con el balón y en saber cómo conectarlo para generar llegadas de gol porqué este equipo tiene condiciones para marcar siempre”.

Cuestionado sobre el rival, expuso que se trata de un equipo muy intenso en el orden defensivo, que es el equipo más “italianizado’’ del torneo, tienen mucho orden y basan su juego en lo colectivo, que cuando no tienen el balón buscan cerrar los espacios y trabajar para recuperarlo cuanto antes, así que lo percibe equilibrado en este momento, tal y como lo hizo en la Liguilla.

Mientras tanto, Javier Abella dijo estar contento de regresar hoy al once titular de Santos Laguna, una vez que pagó el partido de suspensión dictado por la Comisión Disciplinaria al haber sido expulsado en el juego de la fecha dos contra Cruz Azul.

Aseguró que la expulsión le dejó mucha enseñanza, “yo creo que debo ser más tranquilo en ese aspecto, tomarlo con más calma y saber las jugadas en que puedo entrar un poco más duro o más suave”.

Carlos Hernández Castrejón