16 de noviembre de 2014 / 02:37 a.m.

Aunque la presión seguirá en Rayados de cara a su participación en la liguilla, Carlos Barra señaló que haber alcanzado la calificación le dará tranquilidad al Monterrey en la parte final del torneo.

El equipo regiomontano conquistó por méritos propios el boleto a las finales por primera vez en cuatro torneos cortos.

"Sí es cierto, estamos pues con la tranquilidad que te da el haber obtenido el primer objetivo que es la calificación, entendiendo que cuando calificas es para ir en la búsqueda del título y que con todo y esta calificación sabemos que todavía tenemos cosas, aspectos muy importantes que mejorar", declaró el estratega.

"Hoy por lo importante es que el equipo a pesar de estar trabajando con la presión y con la necesidad de los resultados, se ha mantenido estable emocionalmente, con la idea muy clara de salir y sacar el resultado".

-¿Se sacuden algo de presión?

"Pues se logra el objetivo y eso pudiera ser que cada uno de nosotros se encuentre más tranquilo para trabajar, la presión va seguir y probablemente vaya ser más porque de nada sirve calificar si no seguimos avanzado”, expuso el técnico.

Barra dijo que Suazo mostró personalidad para enfrentar un partido con la presión que pudo haber tenido en la semana.

Lamentó que Dorlan Pabón se vaya perder el último partido del calendario, además del primero de la liguilla por acumular tarjetas amarillas.

Admitió no estar contento con el desempeño del aparato defensivo a pesar de haber mantenido el cero en contra luego de ocho partidos sin conseguirlo.

"Sí, sin duda requerimos de funcionar de mejor forma, de estar más sólidos, una solidez que habíamos logrado en la primera mitad del torneo, hay que recuperar en ese sentido esa idea defensiva que nos dio resultado", dijo Barra.

"Entonces generar en los jugadores el hábito y la confianza va ser bien importante para que enfrentemos la liguilla donde no podemos dar ventajas y en ese sentido, en ese sector defensivo es donde muchas veces se puede marcar diferencia".

De la mano de Carlos Barra como entrenador, el Monterrey llego a 27 puntos y puede todavía pelear la siguiente semana por quedar dentro de los primeros cuatro de la tabla. 

TOMÁS VÍCTOR LÓPEZ