27 de noviembre de 2014 / 10:32 p.m.

 

En cada partido de la NFL hay una gran cantidad de fotógrafos y camarógrafos cubriendo cada instancia de la acción. En ocasiones puede ser una ocupación peligrosa.

 Un camarógrafo aprendió lo difícil de su profesión. El receptor de Detroit Calvin Johnson terminó golpeando a uno de ellos durante su segunda anotación del partido de Thanksgiving contra Detroit.

  

Fue un camarógrafo bastante profesional. Nunca se movió. Él estaba enfocado completamente en tener en video la anotación de Calvin Johnson.

JOSÉ MANUEL VILLALVA GÓMEZ