5 de septiembre de 2013 / 04:16 p.m.

Aunque el tratamiento se diseñó en un principio para corregir la heterocromía (un ojo de cada color), también se la pueden aplicar aquellas personas que quieran aclarar sus ojos por motivos estéticos.

 

Hasta ahora la única solución que había para la heterocromía era el uso de lentillas de color.

 

La técnica se puede combinar con tratamientos para corregir defectos de graduación ocular -miopía, hipermetropía, astigmatismo, presbicia-, siempre que se deje un tiempo prudencial de margen entre ambos.

- Agencias