11 de octubre de 2014 / 04:48 p.m.

El seleccionador argentino, Gerardo "Tata" Martino, destacó que el cambio de horario pudo pesar en la derrota de La Albiceleste frente a Brasil (2-0), aunque apuntó que no afectó a Messi más que al resto y que no es excusa para explicar el resultado.

"El problema del cambio de horario lo sentimos todos, los nuestros y los de Brasil", aseguró el técnico argentino tras un partido en el que su equipo tuvo más la pelota y gozó de más ocasiones de gol, pero La Canarinha mostró más eficacia y mejor estrategia.

"Los 30 minutos iniciales fueron muy bien jugados por nuestro equipo, había buena circulación y presión, pero entonces hay una jugada muy puntual y fuera de contexto, el primer gol de Tardelli", analizó Martino para intentar explicar el desenlace del encuentro.

Messi, que falló un penalti cuando su equipo aún perdía por la mínima, estuvo a buen nivel, según el extécnico barcelonista: "Cuando se asoció con Pereyra y Zabaleta hizo mucho daño, pero después el equipo se empezó a desdibujar y las individualidades ya no encontraron un clima favorable".

Martino, quien ya había pronosticado en la víspera que Brasil jugaría atrás y a la contra, restó importancia a la derrota señalando que La Albiceleste, subcampeona mundial, "está empezando un ciclo" en el que el equipo irá desarrollándose e incorporando poco a poco nuevos jugadores.

El técnico de Brasil, Dunga, se mostró satisfecho con el juego de sus pupilos, en el que, subrayó, el grupo sobresalió por encima de las individualidades, primando el trabajo y ensayando mucho las jugadas a balón parado.

"Hemos aprovechado nuestra calidad técnica pese a que ellos tuvieran más la pelota", destacó el entrenador brasileño, que cuenta por ahora todos sus partidos (tres) por victorias en su segunda etapa al frente de la selección canarinha.

AGENCIAS