3 de abril de 2013 / 02:38 a.m.

Ciudad de México • El cáncer de piel es un mal que cada vez se hace más frecuente, por ello en ésta época de vacaciones se deben tomar las medidas necesarias para evitar exponerse al sol de forma inadecuada o excesiva ya que de acuerdo con la Fundación Mexicana para la Dermatología (FMD) el cáncer de piel en jóvenes menores de 35 años se incrementó 20 por ciento en los últimos 10 años en el país.

De acuerdo con el organismo el cáncer de piel ocupa el primer lugar de incidencia en hombres y el tercero en mujeres, en el que se detectan casos con fuertes repercusiones desde los 18 años de edad.

En cuanto al cuidado de la piel la FMD ha dado a conocer que solo 33 por ciento de los mexicanos tiene el hábito de utilizar algún bloqueador solar y la mayoría desconoce en su totalidad los graves daños de la radiación ultravioleta sobre la piel.

Se estima que 50 por ciento de mexicanos con cáncer tipo Melanoma en estados avanzados ha tenido que someterse a algún tipo de amputación.

Según la FMD la mitad de los pacientes que tuvo una pérdida corporal a causa de este mal fue porque dejó avanzar el padecimiento sin tratamiento, ya que pasaron mínimo dos años sin una consulta dermatológica.

También se alerta a tener cuidados sobre la exposición a los rayos solares desde edad temprana, ya que Los niños y los adolescentes son particularmente vulnerables a los efectos nocivos de las radiaciones ultravioleta; la exposición excesiva de los niños a estas radiaciones probablemente intervenga en la aparición del cáncer de piel en el futuro.

Según la Organización Mundial de la Salud, el cáncer de piel es el más frecuente y cada año se diagnostican alrededor de dos millones de nuevos casos en el mundo.

Además cabe destacar que se pronostica que entre los años 2000 y 2015 se duplicara esta cifra en donde la mayor parte de población afectada es la que tiene tez blanca.

Datos de la Organización de las Naciones Unidas han dado a conocer que uno de cada tres cánceres en el mundo, es de piel. En nuestro país, en 2004, este mal ocupó el tercer lugar de padecimientos, precedido por el cáncer cervicouterino y de pulmón.

REDACCIÓN/MÉXICO