25 de julio de 2014 / 07:26 p.m.

Luego de no conseguir su primera victoria en el torneo jugando en casa y en la búsqueda de alejarse del tema del descenso, a Chivas le viene una aduana complicada al enfrentar el próximo domingo a los Pumas en la capital del país, un equipo que viene de golear de visita y un duelo de mucha rivalidad.

Pero para el Guadalajara habrá un obstáculo extra por las condiciones de Ciudad Universitaria. El calor, la altura, la contaminación y jugar a las 12 del día impedirán, a los tapatíos mejorar el aspecto que consideran les faltó en la jornada 1: la intensidad. Así lo declaró el delantero Ángel Reyna.

"Es un partido difícil y más en su casa, es una cancha que pesa por el calor, la altura y la hora, pero tenemos que adaptarnos a eso y revertir la situación.

El equipo está consciente que hace falta intensidad, para eso trabajamos en la semana y hay que ir a sacar la victoria, el equipo está mentalizado en eso", apuntó quien llegó como refuerzo para este Apertura 2014.

MIGUEL RODRÍGUEZ