7 de marzo de 2014 / 11:54 p.m.

El peleador se comprometió a ayudar a los damnificados por el huracán, que llegó a tierras mexicanas a finales del año anterior.

En su primer acto público luego de caer ante Floyd Mayweather Jr., Saúl Álvarez acudió a la comunidad de Quechultenango en el mes de octubre pasado para entregar material de construcción. Con ello se iban a reconstruir 85 casas y 3 escuelas, mismas que están casi listas para el uso por parte de la población.

 

"Ya están por terminar las casas, después de esta pelea voy a entregarlas, porque fueron bastantes en casi todo el pueblo y también escuelas," dijo el 'Canelo' durante sus entrenamientos en San Diego, California preparándose así para enfrentar a Alfredo 'Perro' Angulo.

"Tuvimos la oportunidad de equipar las escuelas, equipar casa con estufas y con computadores para los estudiantes, fue un proyecto grande que se hizo y requiere tiempo pero está todo listo para en cuanto llegue, las entregaremos."

El año pasado cuando el ‘Canelo’ acudió a Guerrero, ayudó en las labores de reconstrucción de los lugares afectados una vez que entregó el material; se pensaba que ciertas estructuras estarían listas en dos meses, pero como lo dijo el boxeador eran bastantes las zonas dañadas.

Así que una vez concluidos sus compromisos deportivos referentes con la pelea ante el ‘Perro’ Angulo, atienda a los medios de comunicación y se recupere del combate en el MGM Garden Arena de Las Vegas, Saúl Álvarez viajará a Guerrero a entregar lo que prometió.

TONY ÁLVAREZ