20 de febrero de 2014 / 07:40 p.m.

El centrocampista del Villarreal, el español Rubén Gracia, indicó que su regreso a los entrenamientos, luego de la lesión que lo dejó fuera de las canchas por más de dos meses, debe ser progresiva a fin de estar al ciento por ciento para los próximos compromisos del equipo.

"Estoy entrenando con normalidad y ya llevo varios días sin molestias, pero sigo teniendo algo de miedo. Estoy contento, pero la recuperación debe ir de forma progresiva y hay que esperar.

"Me gustaría estar ya recuperado, al cien por cien y sin ningún problema, pero por ahora no puede ser", señaló en declaraciones publicadas en el sitio web del "Submarino Amarillo", en el que militan los mexicanos Javier Aquino y Giovani dos Santos.

"Cani" sufrió un esguince medial en la rodilla derecha el 6 de diciembre de 2013, durante el juego de "ida" de dieciseisavos de Copa del Rey frente al Elche en el estadio El Madrigal.

Por otro lado, dijo que aun cuando lleva una preparación normal "vive el día a día", y aunque "cada domingo pienso que voy a jugar, es algo que quiero que suceda ya, pero va de forma progresiva".

Villarreal jugará el próximo lunes 24 de febrero en el Cornella-El Prat contra el Espanyol, escuadra dirigida por el mexicano Javier Aguirre, en partido de la jornada 25 de la Liga española.

Por último, el mediocampista señaló que la posibilidad de entrar en quirófano está alejada y agradeció a todas aquellas personas que han mostrado preocupación por su salud.

NOTIMEX