9 de septiembre de 2014 / 11:57 p.m.

 

En los últimos años el Barcelona ha podido consolidarse como uno de los equipos más dominantes del Barcelona, gracias al apoyo de los jugadores surgidos de su cantera.

La Masia se ha consolidado como la mejor cantera del mundo, pero también se ha ganado un lugar como un gran generador de riquezas para los blaugranas.

Los catalanes han obtenido un total de 112.7 millones de euros en los últimos años, gracias a la venta de varios miembros de sus fuerzas básicas.

Las transferencias más benéficas han sido las de Cesc Fábregas y la de Thiago Alcántara, que otorgaron una ganancia de 65.9 millones para los dirigidos por Luis Enrique.

Estas exitosas ventas permitieron la histórica inversión del Barcelona, rumbo a la temporada 2014-2015.

RAFAEL RIVERA