— BLANCA VALADEZ
10 de agosto de 2013 / 12:09 a.m.

Ciudad de México • Para reducir el problema de la mortalidad materna en las comunidades indígenas, la presidenta de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI), Nuvia Mayorga Delgado, anunció que a través de IMSS Oportunidades y la Secretaría de Salud, se capacitará a las parteras para acercar el servicio a las indígenas en las emergencias.

Resaltó que este proyecto se echará a andar en los tres estados que enfrentan el mayor número de muertes maternas en comunidades rurales e indígenas, como son Guerrero, Oaxaca y Chiapas, en las que se estima que el cinco por ciento de las mujeres indígenas mueren al año por una falta de atención oportuna al momento del parto.

La funcionaria explicó que de acuerdo al presupuesto que reciba CDI, se podrá cuantificar el éxito de este proyecto la reducción de estas muertes y recordó que este problema que enfrentan las indígenas, se debe principalmente por lo retirado que están sus comunidades.

Dijo que además de la capacitación, se acondicionarán las Casas de la Mujer de CDI que hay en esos tres estados, para que las parteras ahí atiendan a las indígenas en el momento que van a tener su bebe y que por la distancia no pueden llegar a tiempo a los Centros de Salud.

Recordó que "Guerrero, Chiapas y Oaxaca mayor muerte por mujeres que no alcanzan a llegar al un centro de salud por las distancias que tienen que caminar, porque no hay un camino, tienen que bajar un cerro como pueden están a punto de aliviarse o llegan cuando ya murió el feto, por las dificultades de su traslado, lo que también provoca desintegración familiar, porque los esposas las llegan a abandonar".

Con esas capacitación que se esta haciendo con IMSS Oportunidades y Salud, la mujer partera, nos han dicho los médicos, ellas enseñan empiricamente como mover a un niño para que nazca en parto natural, que no sea cesárea, y a través de esta capacitación se les darán los instrumentos por parte de CDI en esos tres estados, a fin de que las parteras ahí asistan a las madres indigenas".

Asimismo, comento que la mortalidad materna esta muy alta, sobre todo en Guerrero, y ejemplifico que el cinco por ciento de ese tipo de muertes la tienen dichos estados, es decir, al año pueden morir cerca de 500 mujeres.

Respecto a los defensores de oficio que dominan alguna lengua indígena, comento que en el país hay 500 que acaban de capacitarse, para atender cerca de nueve mil indigenas que se encuentran encarcelados, sobre todo por los delitos de posesión de algún tipo de enervantes o abuso sexual.