18 de octubre de 2014 / 04:03 a.m.

Hunico, Incógnito y Mystico de Juárez fueron algunos de sus nombres, ahora es Sin Cara, quien tiene como único objetivo hacer cosas importantes en la World Wrestling Entertainment (WWE), donde cumple un sueño.

Con más de 10 años de trayectoria profesional, en octubre de 2011, como el “Sin Cara Negro”, fue desenmascarado por su similar “Azul” en el Palacio de los Deportes de la Ciudad de México para dar paso a Hunico, hasta 2013.

Tras la salida del primer Sin Cara, luego que no le renovaron su contrato, el personaje fue ocupado por Hunico, quien dejó en claro que quizá es “justicia divina, lo único que he hecho es seguir trabajando, no puedo cambiar el pasado, sólo veo mi futuro”.

En rueda de prensa previa a su participación en “WWE Live”, este sábado en la Arena Ciudad de México y un día después en Monterrey, comentó que todo lo que ha hecho lo merece, pues desde joven se preparó.

Campeón de parejas de NXT con Kalisto, dejó en claro que es un placer representar al personaje que ahora tiene a su cargo, “en mi carrera he pasado por muchas cosas para llegar donde estoy, representar a los mexicanos es un honor”.

Y ahora tiene un claro objetivo, que es estar en la elite de la marca estadounidense y conquistar algún campeonato, y cualidades tiene de sobra para hacerlo, “puedo luchar a ras de lona, aéreo, puedo comunicarme en inglés, he tratado de prepararme al máximo para que la gente salga contenta”.

Confesó que desde joven se preparó para ser luchador, “es un sueño hecho realidad, busqué oportunidades en otras empresas en México y no lo encontré. Fui luchador grecorromano, fui campeón estatal en Texas, hice muchas cosas en el deporte antes de ser luchador”.

Con la ilusión de que el personaje vaya en ascenso, nunca se puso limitaciones para llegar a lo más alto y agradece a hombres como Rey Mysterio y Alberto del Río, quienes “hicieron mucho, abrieron grandes puertas, es tiempo para que lleguen oportunidades, estamos listos para lo que venga”.

Y una motivación para llegar lejos son sus hijos, “ahora a mi niño le gusta verme, me pregunta con quién voy a luchar, le gusta mucho, soy como un héroe para él, y también los fans, para mí es importante cada vez que me vean que desquiten el boleto”.

Finalmente, tras asegurar que fue muy bueno que llegara a la ciudad de México un evento grande como Wrestlemania, dijo que la afición que acuda este sábado a la Arena Ciudad de México se divertirá y saldrá satisfecha.

“Mañana estaré yo ante Fandango. Pueden esperar todo de mí, vengo con todo el ánimo, van a ver lances y daré lo mejor de mí”, concluyó el enmascarado.

NOTIMEX