12 de diciembre de 2013 / 06:41 p.m.

Berlín.- El cardenal alemán Walter Kasper, miembro de la curia romana, es partidario de permitir que los divorciados que se han vuelto a casar puedan recibir los sacramentos, en declaraciones que publica hoy el semanario alemán "Die Zeit".

"Creo que es necesaria una apertura y que en el futuro los divorciados que se vuelven a casar tengan acceso pleno a la vida cristiana y a la vida de la iglesia", según el cardenal.

Sin embargo, Kasper cree que esa apertura no puede ser generalizada, sino limitada a aquellos que, "guiados por su fe, quieren vivir con la iglesia y admiten y lamentan haber cometido un error en su primer matrimonio".

"Pero el que se divorcia para marcharse con su secretaria es sencillamente un bribón", dice Kasper.

En cambio, el cardenal Gerhard Ludwig Müller, prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe, se muestra contrario a una apertura, en declaraciones al diario "Passauer Presse".

El arzobispo de Friburgo, Robert Zollitsch, publicó en noviembre un documento en el que abría una vía para que los divorciados que se han vuelto a casar tuvieran acceso a los sacramentos, texto que provocó el rechazo de sectores conservadores de la Iglesia católica.

Según la doctrina católica tradicional, los divorciados que se han vuelto a casar no deben recibir los sacramentos, a menos que vivan su segundo matrimonio en una abstinencia sexual absoluta.

EFE