4 de febrero de 2014 / 01:15 a.m.

El problema muscular de Carlos Gerardo Rodríguez fue más severo de lo que se pensó en un principio. El lateral izquierdo de Chivas se resintió a mitad de semana, prefirieron no arriesgarlo y por eso fue baja ante Cruz Azul.

Pasaron los días y el zurdo no entrenó al parejo del grupo durante la sesión en el Omnilife. Rodríguez trabajó junto con Jorge Enríquez y el kinesiólogo Jorge Roach. La sesión de ellos consistió en trabajos diferenciados, sin carga física, sesión totalmente de rehabilitación y fortalecimiento de su pierna izquierda.

La buena noticia es que no es un desgarro, pues de menos serían tres semanas de baja; es una contractura la que tiene, pero pese a su mejoría hasta este día Carlos Gerardo Rodríguez está en duda para el compromiso del domingo ante Puebla.

José Luis Real confía en el parte médico del doctor Rafael Ortega, pero él buscará tener a su lateral titular en condiciones para jugar el domingo en el Cuauhtémoc.

En lo que se pudo observar en la sesión matutina, pues empezaron a las 9:00 horas con trabajo de gimnasio, Carlos Gerardo Rodríguez no entra en contacto con el balón, medidas drásticas para tratar de que no sufra una recaída.

Édgar Iván Solís cumplió a secas el sábado ante la Máquina, pero viene saliendo de una operación que lo alejó siete meses de la participación profesional, por eso el entrenador quiere de regreso a Carlos Gerardo para el duelo ante Puebla, pero si el viernes el diagnóstico es negativo sin duda alguna no van a arriesgar a su jugador.

En el caso de Omar Bravo y Aldo de Nigris, quienes están con problemas físicos, entrenaron sin mayores contratiempos, los dos no estuvieron en plenitud el domingo y por eso salieron de cambio, el Güero Real lo quiere tener a plenitud este fin de semana, pues sabe que los dos son vitales en su esquema deportivo y quiere tenerlos al 100 por ciento ante los poblanos.

JESÚS HERNÁNDEZ