ABRAHAM REZA
15 de junio de 2013 / 10:09 p.m.

Ciudad de México • Con la exposición titulada Dichos tiempos, dichos años… la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) celebra los 20 años de tener bajo su responsabilidad la Casa de la Primera Imprenta de América. Durante la inauguración de la muestra estuvieron presentes la jefa del Centro de Extensión Educativa y Cultural, Ivette Gómez, el arqueólogo Carlos Jiménez y el curador de la muestra, Alejandro Curing.

Gómez mencionó que el objetivo de esta muestra es evidenciar la labor de rescate que se ha llevado a cabo desde que este recinto pasó a manos de la UAM, además de destacar la importancia de este recinto como uno de los pocos que ha adquirido esa casa de estudios dentro del Centro Histórico y que ha convertido en complejo cultural.

Al término de la bienvenida, Jiménez encabezó una visita guiada en una de las cuatro secciones en las que se divide la exposición; explicó que la casa tiene un lugar privilegiado por estar situada en una de las esquinas de lo que fue el Templo Mayor y la importancia que tiene como recinto de lo que fue La Primera Imprenta de América en 1539, entonces a cargo del cajista Juan Pablos.

“Después de la independencia de México, la casa estuvo en manos de diversas familias, que hicieron cambios en su arquitectura interior y exterior; es por eso que durante la restauración se desecharon cerca de 40 toneladas de material que fue agregándose a su estructura a lo largo de su existencia”, mencionó el también doctor en Arqueología.

La exposición cuenta con un registro fotográfico de los primeros impresos realizados en esta casa y una réplica en madera de la primera imprenta de tipos móviles en nuestro continente. Además, el espectador puede observar copias en gran formato de fuentes en letra gótica.

La exhibición permanecerá abierta al público hasta el dos de octubre en La Casa de la Primera Imprenta de América, ubicada en Francisco Primo de Verdad número 10, Centro Histórico.