24 de enero de 2014 / 05:12 p.m.

El presidente del Barcelona sí que ha sufrido en los últimos, primero por la denuncia por el supuesto fichaje ilegal de Neymar, segundo su renuncia al cargo, y tercero: haber recibido un disparo en su residencia.

Y es que trascendió en España que la casa de Rossel habría recibido un impacto de bala el paso mes.

Sucedió a la vuelta de las Navidades, el ex mandatario encontró un impacto en la puerta de su domicilio.

Según fuentes Sandro y su familia ya fueron espiados.

REDACCIÓN