4 de mayo de 2013 / 05:25 p.m.

Las autoridades competentes todavía están por definir el destino de las 389 piezas.

 

Monterrey  • Los 389 fósiles que el Museo Regional El Obispado ha resguardado desde 2006 solo han estado en el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) en Nuevo León para custodiarlos y no porque les pertenezcan.

Así lo dijo la Dirección de Medios de la dependencia, donde se aclara que el “INAH no ha perdido nada”.

La respuesta se dio dos días después del anuncio que hizo Luis Cepeda Villarreal, propietario del lote de fósiles, sobre el fallo a su favor otorgado por el Primer Tribunal Colegiado, donde se destaca que el decomiso que sufrió en 2006 estuvo fuera de lugar.

Tres años después del decomiso, el INAH anunció el descubrimiento de “nuevas especies” en el lote de 389 fósiles después de una catalogación que realizaron expertos de la dependencia.

Ahora, tras el anuncio del fallo a favor de Cepeda Villarreal, la dependencia aclara que los fósiles nunca han pertenecido al instituto. “El INAH no ha perdido nada. No son fósiles que pertenezcan al instituto. Dichas piezas fueron entregadas por la Procuraduría General de la República a la institución en custodia solamente”, respondió.

También se aclara que durante todo el proceso de averiguación la dependencia “fungió como solamente depositaria” mientras se resolvía la situación jurídica.

Ahora que el proceso terminó, el futuro de los fósiles dependerá de lo que concluya la autoridad competente. Si un colegiado ha determinado su devolución, procederá lo que las autoridades decidan.

Cuando en 2009 se presentó a los medios de comunicación el lote de fósiles, el INAH declaró que el establecimiento Mundo Prehistórico incurría en la violación de la Ley Federal de Monumentos y Zonas Arqueológicos, Artísticos e Históricos, que en sus artículos 29 y 49 tipifica como ilegal la posesión, exhibición y venta de piezas paleontológicas y arqueológicas.

Sin embargo, el Primer Tribunal Colegiado determinó que estos artículos solo son válidos si se cuenta con una declaratoria presidencial que las proteja, la cual no existe.

Mundo Prehistórico sufrió el decomiso de piezas en 2006, efectuado por la Agencia Federal de Investigación en cumplimiento a la orden girada por el Primer Tribunal Unitario del Cuarto Distrito.

GUSTAVO MENDOZA LEMUS