MAYELA SANTOYO
13 de julio de 2015 / 03:45 p.m.

Quedarse dormido para viajar a Brasil le costó caro al futbolista felino Amaury Escoto. El delantero fue relegado a entrenar con la filial de Tigres de la Sub-20 desde este lunes en la Cueva de Zuazua.

El ex jugador de Querétaro estaba citado junto a todos los jugadores a las 7:00 horas en el hotel de concentración para de ahí todos dirigirse al Aeropuerto Internacional de Monterrey; sin embargo, tras intentar localizar al jugador, el atacante reconoció que no logró despertarse.

De esta forma, la directiva y el cuerpo técnico decidieron que se quedará en Monterrey y entrenará con los felinos juveniles. A su vez, el resto de la delegación volverá a suelo regio el próximo jueves.