4 de septiembre de 2014 / 09:14 p.m.

 

El defensa austriaco Ismail Gunduz recibió una histórica suspensión de de 70 partidos, por propinarle un cabezazo a un árbitro.

Gunduz, quien milita SK Rum austriaco, agredió al silbante porque, según el, no marcó una falta sobre el.

La acción se dio en el duelo contra el SPG Innsbruck West.

El zaguero aseguró que recibió un golpe del portero rival.

Tras ver que esta agresión no fue marcada, el defensa golpeo al juez, provocándole una herida en el labio, la sanción original, acción que le costó originalmente un duelo de suspensión.

Gunduz afirmó que todo fue un malentendido, mencionando que se resbaló e impacto accidentalmente al árbitro.

El incidente fue reprochado por el director deportivo del SK Rum, Matthias Waldegger, quien declaró “En nuestro campo (este jugador) ya no jugará más”.

 RAFAEL RIVERA