7 de mayo de 2013 / 01:27 p.m.

El cardenal Gianfranco Ravasi afirmó que ""los católicos de América Latina se convierten en ejemplo para nosotros los europeos, que estamos bloqueados por la secularización y carecemos de grandes estímulos.

""Las nuestras (las europeas) parecen comunidades cansadas, desde el punto de vista religioso, mientras aquellas son mucho más reactivas"", refirió el presidente del Pontificio Consejo para la Cultura del Vaticano.

Destacó que la principal cualidad del Papa es su capacidad de incidir en las personas religiosas simples, que tenían necesidad de un lenguaje inmediato y una presencia cercana a la cotidianidad, así como los indiferentes religiosos, quienes también se sienten atraídos por el nuevo pontífice.

Reconoció que los obispos europeos suelen ser mucho más intelectuales y a menudo no son capaces de entrar en contacto directo con la base, que no se plantea muchos razonamientos sino requiere de testimonios y estímulos.

""En cambio ahora existe la necesidad del elemento nacional-popular, del gran horizonte que se nutre solo de televisión, pero que tiene sus problemas. Tal vez serán los intelectuales los que comenzarán a tener algunas reservas"", opinó.

El purpurado aseguró que Francisco, en un futuro no muy lejano, realizará discursos más elaborados intelectualmente hablando.

""Ahora los niveles más altos han sido también conquistados por esta figura, pero exigen un interlocutor que presente las grandes cuestiones sólidas y eternas sobre la vida, la sociedad y las grandes decisiones éticas"", comentó el purpurado.

El cardenal aseguró que, más allá de la personalidad de Bergoglio, su elección es el reconocimiento de que, a pesar de todos sus problemas, la cristiandad latinoamericana es significativa a niveles cuantitativo y cualitativo, porque es una comunidad muy vivaz y creativa.

ARTE Y FE

En su primer día en México, Ravasi ofreció a personalidades de la cultura y a estudiantes del Seminario de Monterrey una charla titulada “Fe y cultura en nuestros tiempos”.

En su discurso resaltó que el arte y la fe no deben verse como conceptos aislados pues ambos tienen como finalidad mostrar lo más profundo del ser humano. En opinión del cardenal, ambos términos deben reencontrarse en una época de gran flujo informativo.

""El arte está hecho para perturbar las conciencias; la ciencia, en cambio, para dar certidumbre. Así como pasa en la religión, el arte busca presentarte lo que hay en lo más profundo del ser humano"", recalcó.

El cardenal, que recibirá un título honoris causa por parte de la Universidad Popular Autónoma de Puebla, destacó que el arte es una forma de golpear conciencias y sólo los “insensibles” pueden escapar de ese efecto.

""El arte hiere y no te da la posibilidad de ser superficial, de ser banal. Ese es el fenómeno del arte, de la cultura verdadera… por lo tanto el arte se vuelve hermano de la fe”", resaltó.

De las manifestaciones de la cultura y su relación con el culto evangélico, Ravasi destacó el papel del lenguaje. Con las posibilidades de comunicación que ofrecen el celular e internet a través de las redes sociales, el cardenal comentó que se puede considerar a Cristo como “el primer gran tuitero”.

Explicó que ""Jesús ha sido un gran maestro en el tuit, las parábolas son sus frases incisivas. La frase ‘Dar al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios’ son 90 caracteres en griego, y nos sobra de los 140 que permite esa red social"", concluyó.

— GUSTAVO MENDOZA LEMUS Y NOTIMEX