17 de febrero de 2013 / 08:20 p.m.

Ginebra • El Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) celebra hoy el 150 aniversario del comienzo de sus actividades de socorro a millones de personas en diferentes situaciones de peligro y en un contexto cada vez más complejo.

El presidente del CICR, Peter Maurer, dijo este domingo en el marco de la conmemoración que la organización de ayuda humanitaria "está más determinada que nunca a desempeñar su cometido en favor de millones afectados por los conflictos armados como el de Siria, Mali o la República Democrática del Congo.

"Aprovechamos este aniversario para examinar de forma crítica nuestro pasado, así como para tomar más conciencia de los aspectos preeminentes de nuestra acción, los cuales nos han permitido desplegar actividades en favor de millones de víctimas", indicó.

El 17 de febrero de 1863, cinco ciudadanos suizos el filántropo Henry Dunant, el abogado Gustave Moynier abogado, los médicos Louis Appia y Théodore Maunoir, y el general Guillaume-Henri Dufour se reunieron en Ginebra para fundar el Comité Internacional de Socorro a los Heridos, conocido después como el Comité Internacional de la Cruz Roja.

Impresionado por la suerte de los heridos en la batalla de Solferino en 1859 entre las tropas francesas y austriacas en el norte de Italia, Dunant había puesto en marcha una campaña para establecer normas internacionales sobre el cuidado de los soldados heridos, en particular los prisioneros.

EL CICR es en la actualidad una de las más grandes organizaciones internacionales, con casi 13 mil empleados que trabajan en favor de las víctimas de los conflictos armados y otras situaciones de violencia en 92 países.

"Junto con nuestros asociados del Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja y la comunidad humanitaria en general, debemos tratar de encontrar formas viables para hacer frente a esos desafíos", subrayó.

"Debemos coordinar mejor los esfuerzos humanitarios, y escuchar con toda atención la opinión de las personas que necesitan ayuda y ofrecerles la oportunidad de contribuir activamente en esos esfuerzos, cuya finalidad última es que la gente logre una recuperación duradera", consideró.

El mayor desafío para el CICR y otras organizaciones humanitarias es la falta de respeto del derecho internacional humanitario, el cual prohíbe la violencia contra las personas que no participan en los conflictos armados, como los niños, los heridos, los enfermos o los detenidos.

"La necesidad de que tanto los Estados como los grupos armados no estatales den prueba de una verdadera voluntad política para preservar a la población civil y para aplicar el derecho internacional humanitario es hoy más grande que nunca", señaló Maurer.

"No sólo ha sobrevivido la visión de Henry Dunant la idea de la Cruz Roja, sino que ha prosperado a lo largo de los años", valoró Maurer en este día que marca el inicio de una serie de eventos que se llevarán a cabo durante este año para conmemorar el nacimiento del organismo caracterizado por su neutralidad.

"Durante su existencia, el CICR ha superado adversidades políticas, dificultades financieras y barreras culturales, como los ataques perpetrados contra su personal, para prestar protección y asistencia humanitarias a las personas que necesitan esta ayuda", concluyó Maurer.

NOTIMEX