17 de febrero de 2013 / 08:26 p.m.

México.- Al conmemorarse el aniversario número 106 del Palacio Postal Mexicano, Jacqueline Calderón, subdirectora de Filatelia de Correos de México, indicó que se trata de uno de los inmuebles más emblemáticos de la nación, así como el más importante de la mensajería tradicional y contemporánea.

"Considero que estamos hablando de un recinto que el mexicano deber conocer si quiere entender la historia del correo en nuestro país, y no hay mejor oportunidad para hacerlo que en su cumpleaños 106, cuando el inmueble se encuentra en perfectas condiciones y cuando sigue mostrando una elegancia y belleza de la época del porfiriato", indicó.

Durante un recorrido por el inmueble ubicado en el Centro Histórico, recordó que la Quinta Casa de Correos fue edificada por instrucciones del ex presidente Porfirio Díaz, a fin de responder a las necesidades que exigía el servicio postal a principios del siglo XX.

"Fue entonces como un 17 de febrero de 1907 y luego de cinco años de construcción, fueron formalmente inaugurados los trabajos del arquitecto Adamo Boari y del ingeniero Gonzalo Garita, sobre el terreno que anteriormente ocupaba el Hospital de Terceros", recordó.

La funcionaria resaltó que el inmueble fue diseñado en gran medida por los gustos del general Porfirio Díaz, quien tenía una fuerte influencia de la cultura europea, y prueba de ello son las escalinatas del lugar.

"El fierro colado, así como toda la herrería de las puertas y ventanillas doradas que conforman la estructura original del inmueble, fue traído de Florencia, Italia, y bueno, otro símbolo característico es el domo principal de arte ecléctico", mencionó.

En la parte trasera se encuentra el patio de carteros, donde la correspondencia era clasificada por los hombres del singular oficio, sin embargo dejó de funcionar hace más de dos décadas para que pudiera ser visitado por el público.

Entre la arquitectura del palacio resaltan también sus columnas de técnica escayola, es decir una imitación de mármol que permite aligerar el peso y forrar adecuadamente las viguetas de hierro que sostienen los cuatro pisos del recinto.

Son cuatro también las fachadas con las que cuenta el palacio: la primera ubicada sobre el Eje Central Lázaro Cárdenas, la segunda en la calle de Tacuba y la tercera en la calle Condesa.

"La cuarta fachada, que casi nadie detecta, es la que en término francés se le denomina como pan coupé, un tipo de fachada chata y la cual decidieron que fuera la puerta principal de acceso al Palacio Postal", explicó la también encargada de recorridos del edificio.

Calderón Garrido destacó que entre los espacios que pueden apreciarse en la planta baja, se encuentra el museo que recoge piezas, estampillas y fotografías que permiten comprender la historia del correo en México.

Además, con 106 años de vida el Palacio Postal ha tenido que ser restaurado desde 1991 en diferentes etapas, entre ellas se decidió rehabilitar los elevadores y ponerlos a disposición del personal administrativo.

"En el segundo piso tenemos la sala de Bartolomé Gallotti, un pintor que brindó a Correos 10 frescos que representan la evolución de las comunicaciones. El piso y los muebles de este espacio se mantienen desde su inauguración", detalló.

Con un acervo de ocho mil libros, la Quinta Casa de Correos cuenta con una biblioteca postal, la cual es visitada por investigadores y estudiantes interesados en la mensajería y la filatelia.

En la cúpula del inmueble, en el cuarto nivel, se encuentra el reloj monumental resguardado por una pared de cristal. Se trata de un artefacto de infraestructura alemana que tiene un peso aproximado de 700 kilogramos.

"Sus cinco carrillones permiten que el reloj ofrezca una hora exacta; de hecho se dice que en el día de la inauguración sus campanadas se oían hasta cuatro kilómetros a la redonda", relató la funcionaria.

El Palacio Postal fue declarado monumento artístico de la nación el 4 de mayo de 1987, y este domingo cumple 106 años de vida.

NOTIMEX