TÓMAS VÍCTOR LÓPEZ
20 de mayo de 2014 / 12:01 a.m.

El equipo de béisbol de la ciudad, esta de fiesta dado a que el día de hoy se encuentra celebrando sus primeros 75 años de vida.

 

El Monterrey es simplemente el equipo de mayor tradición en la Liga Mexicana de Beisbol.

Peloteros memorables, legendarios managers y grandes directivos han escrito la historia del equipo regiomontano que ha ganado nueve campeonatos en la pelota profesional de verano.

El club festejó ayer con una misa oficiada en la catedral de la ciudad y una reunión donde entregó reconocimientos a personajes que han sido parte importante de sus tres cuartos de siglo.

El presidente del equipo, José Maiz García, agradeció a Dios la oportunidad de estar desde 1982 ligado al equipo profesional de beisbol de Nuevo León.

 “La celebración ha sido excelente, y qué bueno que a todos los protagonistas se les trató de tomar en cuenta…a la prensa, a los jugadores que han dejado todo en el terreno por los Sultanes, a los scouts, managers, se trató de darle su lugar a todos los que han dejado huella en Sultanes”, declaró Pepe Maiz.

-¿Se puede lograr la cereza de un campeonato?

“Sí, siento que sí, es cuestión de unos cuantos detallitos y el equipo estaría listo para poder campeonar”.

Entre los momentos emotivos del festejo estuvieron los reconocimientos póstumos a José Maiz Mier, presidente vitalicio, y Héctor Espino, el más grande bateador mexicano.

Otros personajes que recibieron reconocimiento fueron los ex jugadores, Arturo González, Remigio Díaz, Miguel Flores, José Manuel Ortiz, Leobardo Figueroa, Joel Serna, y el manager Derek Bryant.

Además reconocieron al cargabates, Martín Martínez; al porrista Felipe Moreno, y a periodistas que han estado ligados al beisbol durante décadas.

 “Para mí significa mucho porque he estado más del 40 por ciento al frente del equipo, me tocó estar con el equipo desde noviembre del 82, aun sin ser accionista pero significa mucho sobre todo mi meta es llegar a estar al 50 por ciento de los años del equipo”, dijo Pepe Maiz.

“Físicamente me siento muy bien y espero mantenerme unos más todavía y espero en Dios que me de salud para seguir apoyando al beisbol”.

Agregó que el beisbol en Nuevo León vive un cambio generacional con la asistencia de muchos jóvenes al parque de pelota, a diferencia de los fanáticos muy adulta que había en años anteriores.