28 de abril de 2013 / 10:17 p.m.

Ciudad de México • Por primera vez, en los siete años que tiene de existencia la Biblioteca Vasconcelos registró, con motivo de la celebración del Día del Niño, una asistencia muy nutrida, por sus pasillos, entre sus estantes de libros, en el área de computadoras, en el auditorio y hasta en la bebeteca.

Este espacio revivió este domingo, después de que prácticamente durante el sexenio de Felipe Calderón, estuvo sin vida, tal vez por que fue inaugurado en medio de una gran polémica en mayo de 2006, en la administración de Vicente Fox.

Sin polemizar, y rodeado de niños y niñas de todas la edades que acudieron acompañados de sus papás, Rafael Tovar y de Teresa, presidente del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, acudió al festejo a felicitar a los pequeños en su día, y en este marco, se comprometió a que todos los espacios públicos sean funcionales y den un buen servicio, pues, dijo que se mantienen con el pago de los impuestos de la sociedad.

De ahí que indicará que pondrá especial atención en la misma Biblioteca Vasconcelos, en la Cineteca Nacional y los Estudios Churubusco, al tiempo que reiteró que la Biblioteca México estará lista y funcionando a más tardar a finales de este año.

A la celebración en la Vasconcelos, Tovar y de Teresa invitó a Sari Bermúdez, ex titular del Conaculta, en el sexenio de Fox, y quien fue testigo de como decenas de niños con sus globos blancos, que portaban sus anhelos y sueños escritos en una cartita, los depositaban en la osamenta de la ballena de Gabriel Orozco, convirtiéndola prácticamente en una instalación infantil.

Sobre los cuestionamientos por inaugurar un inmueble sin concluir, con goteras, sin jardín y con estantes vacíos, Bermúdez dijo que ella la entregó con un faltante de sólo 2 por ciento.

Por su parte, Daniel Goldin, director de la Biblioteca Vasconcelos, quien en 25 días organizó el festejo, al que acudieron personalidades como Elena Poniatowska, Antonio Saborit y Néstor García Canclini, precisó que el próximo paso será hacer un trabajo bibliotecario muy detallado, además de realizar una buena inversión en recursos y profesionalizar el servicio.

LETICIA SÁNCHEZ MEDEL