Norma Ponce 
22 de julio de 2013 / 02:26 a.m.

 

Ciudad de México  • Del 15 de agosto al 28 de noviembre se celebrará el bicentenario de la Catedral Metropolitana de la Ciudad de México con conciertos de música sacra, concursos, exposiciones pictóricas y fotográficas, y recorridos en el recinto religioso.

Así lo informó este domingo, Hugo Valdemar, vocero de la Arquidiócesis de México, previo a un recorrido que se ofreció a los medios de comunicación.

Indicó que los festejos a los cuales serán invitados el presidente Enrique Peña Nieto, así como el jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, arrancan el día de la conmemoración de la solemnidad de la Asunción de la Virgen María los Cielos, patrona de la Catedral.

“Ese día por decreto del Cardenal se abrirá la Puerta Santa para que se puedan ganarindulgencias plenarias, es decir el perdón total de los pecados y de sus penas a través de un decreto que da el arzobispo y que concede esta gracia, quienes visiten la catedral, se confiesen, se comulguen, oren por el papa; será una misa solemne y se hará la acción de gracias” explicó.

Indicó que a causa de la consumación de la Independencia de México en 1821 y posteriormente con la Revolución en 1913, no se pudo concretar una celebración, por lo que aseguró que este año no habrá impedimento alguno para festejar los 200 años del recinto religioso.

En su momento, Rafael Parra, campanero de la Catedral, invitó a los fieles a acudir al concierto con sonidos de campanas, que se ofrecerá al público el próximo 16 de agosto.

La Catedral Metropolitana, construida entre 1573 y 1813 por los arquitectos españoles Claudio de Arciniega y Manuel Tolsá, quienes aportaron un estilo arquitectónico barroco sobrio y neoclásico, cuenta con dos torres de campanario con 35 campanas cada una, 14 capillas de madera y mármol, una sacristía, cinco altares barrocos y un coro.

Asimismo preserva una zona prehispánica en el lugar del Sagrario, el cual fue construido en 1749, y debajo del cual hay vestigios prehispánicos de lo que fue el templo dedicado al Dios del Sol "Tonatiuh", criptas arzobispales en donde yacen dos piezas prehispánicas dedicadas al Dios del Viento, sobre de lo cual se edificó la Catedral Metropolitana, considerada el monumento virreinal más importante de América.

María Teresa Bautista, fotógrafa de la catedral, afirmó que en el lugar los visitantes podrán apreciar criptas arzobispales, así como los restos del emperador de México, Agustín Iturbide, así como los del “Maestro de América”, José Vasconcelos, los cuales se encuentran dentro de la Catedral.