13 de julio de 2014 / 04:52 p.m.

Tras conquistar el tercer lugar del Mundial la selección holandesa regresó a su país donde fueron recibidos por cientos de personas.

 

Centenares de seguidores recibieron en el aeropuerto de Rotterdam-La Haya a la selección de Holanda, que concluyó en la tercera posición del Mundial 2014 tras ganar a Brasil en su último encuentro (3-0).

El conjunto de Louis van Gaal, que cayó en la semifinal ante Argentina después de la tanda de penaltis, se despidió del torneo invicto y con el cariño de su afición, pese a no poder entrar de nuevo en la final para buscar su primer título universal.

Varios centenares de seguidores ataviados, la mayoría, con la camiseta naranja dio la bienvenida con muestras de cariño y vítores a los componentes de la 'oranje'.

Dos camiones de bomberos incluso hicieron una especie de arco de agua por el que pasó el avión que trasladó a la selección holandesa desde Brasilia, en cuyo estadio Mané Garrincha se jugó el partido por el tercer puesto.

AGENCIAS