11 de abril de 2014 / 01:37 a.m.

Hoy puede terminar el calvario. Atlas tiene en sus manos la salvación. Si esta noche suma en su visita a Querétaro habrá asegurado la permanencia en el máximo circuito un año más. Los Zorros necesitan únicamente un punto para olvidarse por completo del fantasma llamado descenso.

Por cuarto año consecutivo, los rojinegros están a punto de librar la guillotina. Con ocho puntos de diferencia con respecto a Atlante, último de la tabla de cocientes, Atlas podría esta misma noche conseguir el principal objetivo y encaminarse al sendero de la Liguilla.

Tras meses de lucha codo a codo con los Potros, el grupo de Tomás Boy visitará esta noche a los Gallos Blancos que acumulan tres fechas sin conocer la derrota; dos victorias, una ante Tigres en el Tec y en casa ante Tijuana, y un empate ante el campeón son las tarjetas de presentación de los queretanos.

Desde hoy el chip puede cambiar para los tapatíos. Un triunfo en el Estadio la Corregidora no sólo los libraría del descenso, sino que los metería de lleno por un boleto a la fiesta grande ya que en este momento son novenos de la tabla general con 18 unidades, dos menos que Chivas, octavo de la clasificación.

Los atlistas llegan a este choque con seis duelos sin conocer la derrota. El último descalabro sufrido por los tapatíos fue en la fecha 8 cuando cayeron por la mínima diferencia ante Monterrey. Tras esto, acumulan tres victorias, ante San Tos, Veracruz y Cruz Azul y tres empates, ante Jaguares, Chivas y Puebla.

La mejor noticia para Atlas es que compromiso será fuera del Jalisco. Si bien son los peores locales del torneo, pueden presumir ser el segundo mejor visitante del futbol mexicano, sólo por debajo de Cruz Azul, al acumular cuatro victorias, un empate y una derrota.

Atlas recuperará esta noche al zaguero y capitán Leandro Cufré, y esperará hasta el último momento a Maikon Leite quien presenta un esguince de primer grado en el tobillo izquierdo; en caso de que el brasileño no esté en condiciones, será Flavio Santos el que ocupe su lugar.

El arquero atlista Federico Vilar, espera este mismo viernes finiquitar por completo el tema del descenso para comenzar a soñar con la fiesta grande.

"Nos hemos preparado durante toda la semana pensando en este juego, estamos cerca de cumplir con nuestro objetivo, creo que para eso tenemos que ganar este partido. Hubo momentos del torneo en donde la presión fue dura, hoy vemos la salvación más de cerca, no nos podemos relajar, tenemos que trabajar con la misma dedicación de todo el torneo, para poder conseguir el objetivo por el que estamos luchando".

RIGOBERTO JUÁREZ