30 de enero de 2014 / 02:38 a.m.

Luego de su desgarre muscular de los adductores del muslo izquierdo que lo alejó de las canchas durante el duelo de la Jornada 3 ante Veracruz en el Puerto Jarocho, Jorge Enríquez ha tenido una gran respuesta en la etapa de recuperación

El mediocampista de contención se dijo feliz de ya poder trabajar en cancha, aunque sin hacer mucho esfuerzo, situación que le hace creer que va en el ritmo de recuperación presupuestado.

"Voy muy bien, ya tratando de enfocarme en el aspecto físico para no perder tanto en cuanto al ritmo, hasta ahora he aprovechado mucho el trabajo, siento que he evolucionado de la mejor manera y que voy conforme a los tiempos pronosticados.

"Por fortuna es una lesión que no implica dolor y por ello he podido soportar cargas de trabajo intensas, hoy se dio un gran paso al empezar a trabajar en la cancha, así que vamos por buen camino”.

Enríquez sabe que la paciencia es parte fundamental de estas lesiones para no recaer en una más grave, por ello, toma como aprendizaje este tiempo.

"Para este tipo de situaciones se requiere de mucha paciencia y ser muy consciente de que se debe de regresar bien al 100 por ciento, por supuesto que esto también te deja mucha enseñanza y hay que esforzarse para volver cuanto antes sea posible, ya que el equipo necesita estar completo.

"Hay que esperar a cumplir el tiempo estipulado y una vez recuperado pues ya competir como se hace siempre, con mucha intensidad y al máximo, para lograr un puesto en el once y ayudar al grupo”.

Redacción