13 de marzo de 2013 / 03:11 p.m.

Al presentar ayer su libro "La herencia colonial y otras maldiciones" prefirió desmarcarse de la etiqueta de "“heredero de Kapuscinski”".

 

Monterrey.- Desde niño, Jon Lee Anderson tuvo la intención de salir a caminar y perderse en montañas y selvas. Incluso, cuando vivía en Nueva York en más de una ocasión pensó en irse a vivir al Museo de Historia Natural.

Ese espíritu de trotamundo lo ha llevado a conocer el África “"de su corazón”", a entrevistarse con matones y dictadores, y con el paso de los años a ser reconocido como el mejor periodista del mundo.

Anderson se presentó en el vestíbulo de la Capilla Alfonsina, y ahí habló sobre sus escapatorias, las historias que le han marcado pero sobretodo de esos personajes que, dice, son difíciles de volver a encontrar.

Uno de ellos es el ex presidentes Hugo Chávez, recientemente fallecido a causa del cáncer. Y vaya que Lee Anderson ha construido retratos y biografías de personajes como Fidel Castro o Gabriel García Márquez, pero con Chávez –dice- no ha conocido personaje como él.

"“Él (Chávez) era un hombre con un carisma fuera de lo normal, extraordinario. Era un hombre muy afable; era un poco como Clinton, entraba a un salón y todo mundo se reía. No era una risa burlona, se sentían bien en su presencia. No era el payaso, era el líder del grupo"”, recordó.

Pero el periodista nacido en Estados Unidos no se abalanza del todo al chavismo. Refiere que junto al ex presidente el equipo estaba formado "“por puros cuentistas”", que se fueron formando al paso.

Sin embargo, no duda que el ex presidente dejó un legado que será difícil de continuar.

¿El heredero?

Conocedor del África negra y de la política latinoamericana, Jon Lee Anderson es considerado el mejor periodista del mundo. Reportero de planta en The New Yorker, ha escrito Zonas de Guerra: voces de los campos de matanza del mundo o Che Guevara: Una Vida Revolucionaria, considerada la biografía más importante sobre el personaje.

En 2005 recibió el Premio Reporteros del Mundo, y por estos reconocimientos se le ha apodado como el “"heredero de Kapuscinski”", el periodista polaco de mayor trascendencia.

Pero anoche, durante la presentación del libro La herencia colonial y otras maldiciones (Sexto Piso, 2012), Anderson prefirió desmarcarse de la etiqueta.

“"No creo que sea muy justo con Kapuscinski (risas), él hizo sus cosas y creó una especie de prosa, yo no tengo la ostentación –en lo que he escrito hasta ahora– por hacer una prosa así. Como periodista no me comparo, él es un referente en el mundo contemporáneo”", expuso.

"“Son tiempos peligrosos para los periodistas, pero también para aquellos que manejan la verdad y la información"”, señaló.

Abordan la literatura infantil

Especialistas e involucrados en la literatura enfocada a niños se estarán reuniendo por primera vez hoy y mañana en la Feria UANLeer.

Denominado como Primeras Jornadas de Literatura Infantil y Juvenil, el evento busca quitar algunos prejuicios hacia la literatura infantil, en un estado como Nuevo León donde hay poca promoción a convocatorias y premios destinados a este sector de la literatura.

Organizado por los escritores Yarezi Salazar y Odvidio Reyna, las jornadas nacen con la expectativa grande pues se espera una próxima edición donde se cuente con invitados de la región.

El día de hoy se destinará a promotores de la lectura e ilustradores, mientras que mañana tocará el turno a editores y escritores.

Algunos de los participantes son Carmen Alanís y Felipe Montes en la mesa de promotores; Óscar Carreño, Verónica Vázquez y Luis El Cartún Pérez como ilustradores. En la charla de editores participarán representantes de Fractal Editores, de La Regia Cartonera, la Casa Universitaria del Libro y del Fondo Editorial Nuevo León. Y como escritores, se invitó a Víctor Olguín, Paulino Ordoñez, Antonio Ramos y Gabriela Riveros.

El evento se realizará en mesas redondas programadas para las 10:00 y 12:00 de cada día, con libre.

GUSTAVO MENDOZA LEMUS