9 de noviembre de 2014 / 05:37 a.m.

El técnico de la Franja José Luis Sánchez Solá pidió que la situación del arbitraje y la liguilla se manejé con toda claridad, sin manoseos.

"Ojo con lo que se está dando de las televisoras y los arbitrajes, de que si era equipo de una cadena, que no van a agarrar liguilla, que sea lo más legal posible. Una cosa es la liguilla bien lograda por el que lo logre y otra es la permanencia de los que nos estamos matando abajo, que la cosa comercial no se incline, que sea pareja, porque ayer ya vimos monos con trinchete", expresó 'el Chelís'.

Las reacciones del entrenador poblano vienen después de que este viernes el vicepresidente deportivo del Pachuca, Andrés Fassi, supuestamente habría amenazado al árbitro después del encuentro Santos-Pachuca, pero este sábado, el directivo hidalguense fue exonerado de toda sanción.

Sobre la situación por la que atraviesa Puebla en este momento, Solá hizo énfasis en que la Franja no descenderá el próximo torneo.

"Apúntele ahí (señaló a un reportero), dijo el Chelís que Puebla no va a descender, el Puebla va a lograr la permanencia".

'El Chelís' destacó la complejidad del partido, ya que además de que sufrieron ante uno de los dos mejores equipos de México, según el técnico poblano, fue muy complicado lidiar con la lesión previa al partido de Mauricio Romero, y tres más durante el partido.

"Salí con cuatro lesionados, hice cuatro cambios por lesión, en el calentamiento fue uno y luego hice tres. Y todavía Kevin salió con la costilla fracturada".

Al final el partido resultó trágico para la Franja, que ahora tendrá que lidiar con varios lesionados para el último partido del torneo.

Según la versión preliminar de José Luis Sánchez, Michael Orozco terminó con un desgarre, Óscar Rojas salió con fractura en la costilla, Eisner Loboa se quejó de la rodilla de manera insistente y Mauricio Romero salió con estragos físicos después de la final de la Copa Mx.