AGENCIAS
20 de septiembre de 2015 / 12:47 p.m.

El Borussia Dortmund prolongó el pulso que mantiene con el Bayern Múnich por el liderato de la Liga de Alemania con una clara victoria ante el Bayer Leverkusen (3-0) para completar la quinta jornada, que contempló el primer triunfo del Augsburgo.

El Leverkusen, adversario del Barcelona en la Liga de Campeones, también fue sometido por el cuadro de Thomas Tuchel, que encarriló el partido pasado el cuarto de hora por medio de Jonas Hofmann.

El cuadro visitante no encontró el acierto. El mexicano Javier Chicharito Hernández apenas recibió balones. No inquietó al meta Roman Buerki, mientras que Bernd Leno se tenía que multiplicar ante la avalancha local.

El Leverkusen se mantuvo en el partido hasta la hora de juego. Entonces, el japonés Shinji Kagawa, que había propiciado el gol inicial, amplió la renta al finalizar una acción de Henrik Mkhitaryan.

Fue el goleador del Dortmund, el gabonés Pierre-Emerick Aubameyang, el que sentenció el partido a un cuarto de hora del final al transformar un penalti.

La diferencia de goles sitúa al equipo de Tuchel en la cima de la clasificación. Ha ganado todos los partidos, cinco. Igual que el Bayern Múnich de Pep Guardiola. Pero su contundencia anotadora -18 tantos- le mantienen en lo alto de la tabla.

Mientras, el Augsburgo logró su primera victoria en la Bundesliga. Tras perder en San Mamés ante el Athletic en la primera jornada de la Liga Europa se rehizo con un buen partido contra el Hannover (2-0).

En tres minutos solventó el duelo el conjunto de Markus Weinzierl. Alexander Esswein, en el 29, y Paul Verhaegh, de penalti en el 32, sellaron la victoria del Augsburgo.

Finalmente, el Schalke ganó y no pierde el contacto con la parte alta. Salió con los tres puntos de Stuttgart (0-1) gracias a un gol de Leroy Sane en el minuto 56. Acentuó, de paso, el mal momento de su adversario, que cuenta por derrotas sus partidos.