26 de junio de 2014 / 04:25 p.m.

Luego de la mordida que recibió el defensa italiano bromeó con una empleada de un hotel.