27 de junio de 2014 / 12:20 p.m.

Este es el comunicado oficial que publicó:

"Dentro de mí ahora no hay sentimientos de alegría, de ira o venganza en contra de Suárez por un incidente que ocurrió en el campo y terminó allí. Quedan sólo la ira y la decepción por la eliminación de Italia. Por ahora mi pensamiento es para Luis y su familia, ya que se enfrentarán a un período muy difícil. Siempre he considerado que la medida disciplinaria era necesaria por parte de los órganos competentes, pero al mismo tiempo creo que la fórmula propuesta es excesiva. Espero sinceramente que se le permita, al menos, estar cerca de sus compañeros de equipo durante los partidos, porque esta prohibición es demasiado castigo para un jugador ".

REDACCIÓN