5 de octubre de 2014 / 04:10 p.m.

Hoy, el Estadio Omnilife vivirá una edición más del Clásico Tapatío.Aunque Chivas y Atlas viven panoramas contrastantes, poco importan las estadísticas cuando el orgullo está en juego.

El Rebaño está herido, los Zorros están inspirados; uno quiere evitar hundirse en la tabla de cocientes y el otro encaminarse hacia la fiesta grande. En las tribunas, el recuerdo fresco de una tragedia hace de éste uno de los Clásicos Tapatíos más vigilados de la historia, pues más de 700 elementos de seguridad están destinados a mantener el orden desde las 10:30 horas y hasta que no quede un alma en el estadio y sus alrededores.

Sólo por hoy, el equipo de casa estará comandado por Ramón Morales. Un Chivas herido y en plena reestructuración carga con la obligación de vencer al cuarto mejor equipo de la competencia, y para ello Ramoncito decidió hacer algunos cambios en la alineación recurrente de Carlos Bustos.

Sergio Nápoles en el medio campo y Hedgardo Marín en la zaga son las novedades en el once rojiblanco. El Capi le confiará la producción ofensiva al capitán Omar Bravo y al canterano Carlos Fierro, quien hoy saldrá como titular por quinta ocasión en el torneo.

Carlos Salcido estará marginado de este encuentro a causa de un desgarro, mientras que Israel Castro regresará a la acción tras cumplir el castigo por su expulsión ante Puebla del domingo anterior. En la portería, Antonio Rodríguez sigue siendo el elegido, aunque si se concreta la llegada del técnico José Manuel de la Torre en los próximos días, tendría que cederle su lugar a Luis Michel bajo los tres palos en partidos venideros.

La intensidad está garantizada. Chivas busca dar la sorpresa en el peor momento de su historia ante una de las mejores versiones atlistas de los últimos años. Comprometidos a dar borrón y cuenta nueva con la llegada de Néstor de la Torre, los jugadores rojiblancos dicen estar dispuestos a dar un extra sobre el hostil césped del Omnilife.

"Es especial vivir otro estilo de Clásico, yo creo que es de los más intensos, la afición está muy comprometida, los equipos también juegan a muerte estos partidos y me siento contento por disputar un Clásico de este estilo. Ahora tratamos de formar una nueva historia, pensamos y estamos convencidos de que nos puede ir muy bien en este partido, dar los buenos resultados que estamos esperando", dijo Israel Castro para el sitio web oficial de Chivas.

El ex jugador de Pumas vivirá su segundo Clásico Tapatío y asegura que el ánimo ha cambiado en el plantel en gran parte gracias a las palabras de su hoy técnico Ramón Morales.

"Estamos entusiasmados, el deseo nunca ha claudicado a pesar de que hemos estado en situaciones adversas, el equipo tiene la cara levantada porque solamente así uno puede salir delante de las situaciones y trabajando arduamente, Ramón (Morales) es un gran técnico y nos ha permeado una filosofía muy interesante; estamos en esa dinámica de que las cosas salgan bien", comentó.

RICARDO PARTIDA / MIGUEL RODRÍGUEZ