21 de julio de 2014 / 12:21 a.m.

Dudas. Chivas sigue siendo una incógnita y pese a la inversión millonaria y la reestructuración de las fuerzas básicas este equipo no pinta bien. No pudo ganarle a Jaguares, equipo que cambió 18 jugadores en la pretemporada y que es un Frankenstein y por momentos del partido mandó en la cancha.

Omar Bravo falló dos claras, pero la más dolorosa fue al 89 cuando entró mano a mano contra Lozano.

Chivas se deja dos puntos de local en medio de una crisis interna por la salida del presidente Herrero y de cuatro entrenadores del futbol base.

El talento individual es lo que marca la diferencia en el Rebaño. Las jugadas de primera intención de Reyna y los pases al hueco de Arce.

A estas Chivas les sobra talento y experiencia. El primer tiempo fue una muestra de efectividad. Mientras que Jaguares eran más frenéticos con Andrade y Arizala Chivas fue haciendo pequeña sociedad, se empezó a juntar la gente de talento y adelantaban líneas. Al 25 llegó el primer tiro de Reyna que terminó en las manos del arquero Lozano. Chiapas tuvo una clarísima al 31 con un tiro de Arizala que fue desviado por Salcido y terminó en el larguero haciendo sufrir a la parcialidad rojiblanca.

La diferencia en el primer tiempo llegó mediante una pelota detenida, fue al 34 cuando Fernando Arce cobró un tiro libre al porte del portero Lozano, pero se la comió el meta de los chiapanecos. El primer gol del curso fue obra de Arce quién celebró a lo grande su primer tanto con la rojiblanca.

EL SHOW DE TOÑO

El portero tapatío se agrandó bajo el marco y le sacó una pelota de gol al rifle. Andrade y otra al Yuca William Paredes quién le metió la zurda, pero Rodríguez se lanzó para evitar el empate. El arquero se erigía como el héroe tapatío.

Chivas también tuvo una muy clara, al 61 Ángel Reyna tiró y el portero Lozano rechazó y el rebote le quedó a Bravo quién de cabeza remató, pero el arquero visitante se recuperó para meter un manotazo salvador que evitó el segundo del Reyna.

El empate, hasta cierta medida, fue justo cuando al 67 Julio Nava fue habilitado y en medio de Pereira y Salcido y definió como figura para el empate. Jaguares hizo su partido y le empataba al Rebaño con 20 minutos por delante.

El primer juego del torneo deja dudas. Chivas dio sensaciones de peligro y buen futbol, pero faltó quien matara el encuentro. El domingo viene una prueba de fuego en el calor de Ciudad Universitaria. Chivas arrancó como terminó.

REDACCIÓN