22 de enero de 2014 / 05:11 a.m.

Chivas cumplió y con este gol del Chofiz López mantiene integras sus esperanzas de meterse a la siguiente ronda de este certamen. Los jóvenes cumplieron y ahora siguen los enfrentamientos directos contra los Estudiantes Tecos.

El partido de vuelta de la Copa MX entre Chivas y Leones Negros fue una calca del de la semana pasada. Sin goles y pocas emociones entre suplentes de los dos equipos, pero el ambiente estaba en la tribuna.

20 mil aficionados en las gradas para ver a los suplentes de ambos equipos, una verdadera muestra de amor a los colores, pero el amor acaba como dice José José y al medio tiempo despidió a los dos equipos con sonoros abucheos.

Chivas tuvo dos claras en el primer tiempo, una de Javier Eduardo López que no pudo definir a tiempo y otra del Chelo Zaldívar, quién disparó de pierna izquierda a las nubes. El primer tiempo de Leones fue precavido, siempre apostando todo a lo que pudiera hacer Pepe Cruz Gutiérrez o el argentino Gabriel Rodríguez. Pocas emociones en un primer tiempo para el olvido.

Para el complemento el Rebaño marcó diferencia gracias a dos genialidades. Al 56 Ángel Zaldívar dentro del área habilitó a Javier Eduardo La Chofiz López, quien de primera intención disparó para vencer a Florencio Morán, quién no llegó al balón y así darle ventaja al Rebaño Sagrado.

Chivas pegó primero y buscó ampliar la ventaja ante los felinos, pero no lograban marcar el segundo gol del partido.

Este duelo sirvió para que el Guero Real debutara en la Copa MX a uno de los talentos de la cantera del Rebaño, Mario Orozco, el Lobo, quien sedesempeña como lateral o volante por la banda izquierda. Orozco estuvo borrado del equipo por el antiguo presidente Denis Te Kloese, pues el mandatario quería promover a Juan Pablo Ocegueda, pero no le dieron la oportunidad porque era jugador de la selección de Estados Unidos. Al final, Los rojiblancos aguantaron el marcador, soportaron los últimos intentos de los Leones y se llevan la serie y el punto extra. Los tapatíos han respondido a la exigencia de la Copa MX, aunque en lo colectivo han quedado a deber, pues la gente siempre pide más de su equipo.

JESÚS HERNÁNDEZ