13 de octubre de 2013 / 02:51 p.m.

Los astronautas Mike Hopkins y Karen Nyberg, a bordo de la Estación Espacial Internacional, continúan orbitando y pasan el tiempo twiteando.

 

Washington.- El cierre de las agencias del gobierno de Estados Unidos, que ha mandado a sus casas a más de 800.000 funcionarios, ha suspendido y silenciado numerosas actividades de exploración espacial pero dos empleados de la NASA, con pocas tareas asignadas, siguen activos encerrados en su oficina orbital.

Los astronautas Mike Hopkins y Karen Nyberg, a bordo de la Estación Espacial Internacional, continúan orbitando a unos 400 kilómetros de la Tierra y a más de 27.000 kilómetros por hora, y pasan el tiempo twiteando.

"¿Alguna vez has mirado las nubes pasar y has dejado que tu imaginación vea formas diferentes?", twiteó un día después del cierre Hopkins junto con una hermosa fotografía de las nubes vistas desde la EEI. "También funciona desde el espacio".

El portal de la agencia espacial NASA en internet ha quedado clausurado, al igual que el de otras muchas agencias del gobierno federal, desde el 1 de octubre, cuando la negativa republicana a aprobar fondos para la administración forzó la suspensión de más de 800.000 empleados públicos.

Pero los millones de personas que, en todo el mundo, siguen con pasión la exploración espacial han encontrado la forma de cubrir el silencio de la NASA: una red de twitter y facebook actualiza cuanta información puede obtenerse de diferentes fuentes autorizadas.

Bill Dunford, de Salt Lake City, en Utah, que trabaja para una compañía de informática, creó el hastag #ThingsNASAMightTweet, y Angela Gibson, una educadora en Norfolk, Virginia, convocó en Facebook a los medios que cubren habitualmente la NASA para que "digan 'presente' y cubran la brecha" con medios sociales.

La Sociedad Astronómica de Estados Unidos sigue recolectando, entre los astrónomos de todo el país, historias que ilustren el impacto sobre la investigación científica que está teniendo la paralización parcial del Gobierno federal, que cumple hoy trece días.

El Observatorio Nacional de Radioastronomía, que cerró su oficina central en Virginia, suspendió sus actividades el viernes 4 con lo cual cerraron sus ojos al universo el Very Large Array y el Very Long Baseline Array, en Nuevo México; y el Green Bank Telescope en Virginia Occidental.

La agencia es también corresponsable por la operación del radiotelescopio ALMA en Atacama, Chile, pero esa instalación podría seguir funcionando por otras dos o tres semanas.

La administración del gigantesco radiotelescopio de Arecibo, en Puerto Rico, ha hecho planes para la suspensión de todos sus empleados a mediados de octubre si todavía se prolonga la paralización de la burocracia federal.

La NASA, que tuvo que suspender de sus labores al 97 por ciento de sus empleados, aplazó temporalmente la preparación para e  lanzamiento de la cápsula MAVEN, diseñada para el estudio de Marte desde órbita.

El período propicio para el lanzamiento de Maven termina a mediados de diciembre, y si el instrumento diseñado para mejorar las comunicaciones entre la Tierra y los robots exploradores en el planeta rojo no parte para entonces, habrá que esperar hasta 2016 para la alineación adecuada de los planetas.

La paralización también ha forzado a la NASA a silenciar las comunicaciones radiales aún cuando otra misión, la cápsula LADEE, se ubicó exitosamente en órbita de la Luna el domingo pasado.

Varias conferencias de ciencia espacial se han suspendido pero, por ahora, el Laboratorio de Propulsión de la NASA en Pasadena, California, sigue operando normalmente dado que sus empleados trabajan para la Universidad Tecnológica de California (Caltech) y no para la agencia federal.

De todos modos, la dirección del Laboratorio ha indicado que reevaluará la situación semanalmente si se prolonga el cierre del Gobierno.

El experimento HiRISE que lleva a cabo la cápsula de Reconocimiento Orbital de Marte, de la NASA, lo administra la Universidad de Arizona que, via twitter, indicó que tiene fondos para continuar las labores hasta fin de mes.

EFE