5 de enero de 2013 / 02:53 p.m.

Monterrey  El título de Nuevo Café Brasil vendrá a ser una realidad para este año, pues en unas semanas dará comienzo la iniciativa Rescatándonos, que contempla la remodelación completa de la icónica cafetería del centro.

Con más de 50 años de historia, este lugar ha sido el punto de reunión para artistas, políticos y la comunidad intelectual de la ciudad y este año busca una remodelación completa de sus instalaciones.

Será a finales de este mes cuando inicien tanto los trabajos de promoción del proyecto como las mejoras, etapa en la que se buscará el apoyo de la comunidad para sortear los gastos.

Rescatándonos tiene una connotación que va más allá de las mejoras a la cafetería, explica Mario Rodríguez Plata, coordinador general. Lo que se busca es regresar la vida nocturna al centro de la ciudad apropiándose de él.

“Nació como una idea para rescatar al Café Brasil pero que al final busca regresar la actividad cultural al centro”, detalla.

El Café Brasil nació oficialmente en 1959 y se encuentra ubicado en la calle Zaragoza casi en su esquina con Washington. Desde entonces ha mantenido la tradición de ser un punto de encuentro entre artistas, escritores, políticos y ciudadanos, en donde el diálogo es el platillo principal.

El sitio es recordado por la visita que hiciera el cantautor Joaquín Sabina después de un concierto en Monterrey en los noventa. También lo han visitado personalidades como Carlos Monsiváis, Elena Poniatowska, Paco Ignacio Taibo II, entre muchos otros.

PROYECTO CIUDADANO

El rescate al recinto busca tener participación ciudadana. Para ello se están preparando diversas plataformas en las que la ciudadanía podrá apoyar la iniciativa.

La principal será ingresando a la página www.cafenuevobrasil.com, en donde se podrá hacer la donación. Otra opción es adquiriendo una serie de tarjetas de cliente frecuente que se pondrán a la venta en el establecimiento.

Bajo el mismo tono se están organizando subastas de fotografías y pinturas que ya empezaron a ser donadas por artistas locales.

“Se busca hacer un espacio totalmente nuevo respetando la tradición del café. La idea es que no cierre mientras se realizan las adecuaciones –si acaso 10 días- pues queremos que la gente viva el proceso de remodelación”, destaca Rodríguez Plata.

Por ahora el equipo está completado por Liliana Flores y Antonio Nevárez en la tesorería; por el caricaturista Chava González en la imagen institucional; Rubén Martínez en el diseño, Benny Contreras en el video y memoria, Gerardo Castillo en el diseño de la página digital, así como Cynthia Reyna, responsable del proyecto arquitectónico y Gabriel Parás, en el área de cocina.

“La gente puede ayudar adquiriendo las tarjetas y donando, pero también pueden venir y dedicar una hora o dos de trabajo voluntario. Al final el café se habrá hecho por el esfuerzo de todos”.

Ubicado en la calle Zaragoza casi esquina con Washington, el café es administrado por el promotor cultural Moani Compeán y aún guarda la tradición de no cerrar ni un solo día del año, pues mantiene abiertas sus puertas 24 horas al día.

Esta forma de vida fue cancelada parcialmente cuando la inseguridad redujo considerablemente las visitas de los noctámbulos, obligándolo a cerrar cerca de la media noche.

Fue hace algunos meses cuando la tradición de puertas abiertas durante todo el año regresó al Café Nuevo Brasil. Este año espera tener una nueva cara el café de la cultura en Monterrey.

— GUSTAVO MENDOZA LEMUS