12 de abril de 2014 / 02:06 a.m.

Un tribunal deportivo sancionó con la pérdida de puntos a un club brasileño debido a que sus aficionados profirieron insultos racistas contra un árbitro durante un partido, lo que a su vez provocó su descenso en un campeonato regional en el sur de Brasil.

Club Esportivo perdió nueve puntos con el fallo del tribunal de la noche del jueves, con lo que el equipo desciende a la segunda división del campeonato estatal de Rio Grande do Sul.

Esportivo también tendrá que jugar seis partidos fuera de su estadio y pagar una multa de 14.000 dólares.

La decisión se produjo después de que algunos de sus aficionados presuntamente llamaron "mono" al árbitro y le dijeron que "regresara a la jungla" en un partido del 5 de marzo. Los hinchas también destrozaron el auto del juez y dejaron bananos en el techo.

Los abogados de Esportivo dijeron que planean apelar.

El club había sido sancionado con cinco partidos fuera de su estadio en el primer juicio, pero los fiscales apelaron alegando que el castigo era demasiado indulgente.

"Esto debería ayudar a poner fin a estos actos cobardes", dijo el árbitro Marcio Chagas da Silva a la prensa brasileña. "Es una respuesta a la sociedad, que estaba esperando ansiosamente por justicia".

Ha habido varios casos recientes de racismo en el fútbol brasileño en momentos en que el país se prepara para acoger la Copa del Mundo en dos meses.

El gobierno brasileño ha condenado los incidentes, y la presidenta Dilma Rousseff dijo que trabaja con la FIFA y las Naciones Unidas a fin de aprovechar el Mundial para atraer la atención sobre esa causa. La mandataria ha dicho que quiere que el torneo que sea visto como el la "Copa del Mundo de la Paz" y la "Copa del Mundo contra el Racismo".