RAFAEL RIVERA
28 de octubre de 2014 / 10:23 p.m.

 

A pesar de no ser uno de los clubes más famosos de Europa, el Partick Thistle de Escocia se ha ganado la atención del mundo en los último años.

Desde la llegada del entrenador Alan Archibald, el equipo tiene una curiosa política para reprender a los jugadores que no se esfuercen en los entrenamientos.

El jugador que peor entrene es castigado usando un disfraz en la practica, una política que ha captado la atención mundial.

Jack Carroll ha sido la más reciente víctima de está politica.

Carroll fue obligado a entrenar con un disfraz de músculos, convirtiéndose en una sensación de redes sociales.

Esté equipo contó en sus filas con el defensa mexicano Gabriel Rojo, el cual jugó la campaña 2013-2014 en la escuadra escocesa.