26 de marzo de 2013 / 11:54 p.m.

México • El Estado mexicano debe redoblar el esfuerzo para generar condiciones de igualdad en beneficio de las personas con discapacidad que, con frecuencia, son víctima de discriminación e intolerancia tanto en el seno social, como en instituciones del sector salud, educativas y laborales, informó la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH).

De acuerdo con datos del Censo del INEGI 2010, en nuestro país viven más de cinco millones 700 mil personas que enfrentan algún tipo de discapacidad, que representan 5.1 por ciento de la población total, y deben luchar para superar las barreras que por ignorancia les ha impuesto la sociedad y que son un obstáculo para su integración plena.

La Comisión Nacional, que preside el doctor Raúl Plascencia Villanueva, y las autoridades deben sumar esfuerzos y voluntades, con el propósito de crear una cultura de la legalidad que permita erradicar violaciones a los derechos de este grupo de la población.

Autoridades y la sociedad deben asumir el compromiso de apoyar a las personas con discapacidad para que puedan lograr, en condiciones de igualdad, una vida independiente y autosuficiente.

Durante 2012, la CNDH llevó a cabo 135 actividades de promoción sobre la aplicación de programas sociales a favor de las personas con discapacidad. En los talleres, cursos y conferencias participaron 17 mil 700 personas; se distribuyeron más de 75 mil materiales de difusión, y se celebraron 208 reuniones de trabajo en todo el país, con organizaciones de la sociedad civil y autoridades de los tres ámbitos de gobierno, orientadas a promover el análisis y definición de propuestas para que puedan gozar de una vida en igualdad de condiciones.

Si alguna persona con discapacidad siente que sus derechos han sido vulnerados por alguna autoridad federal, puede solicitar apoyo y asesoría en la página electrónica www.cndh.org.mx o en el teléfono gratuito 01800-715-2000.

 BLANCA VALADEZ