15 de marzo de 2013 / 03:33 p.m.

Los rostros en el pit del equipo McLaren reflejaban preocupación, no era para menos, más de dos segundos de diferencia entre el inglés Jenson Button y el mexicano Sergio Pérez respecto al tiempo establecido por el tricampeón del mundo, el alemán Sebastian Vettel (Red Bull); peor aún, los dos de la casa de Woking se mostraron más lentos que el equipo Lotus.

Cuando Martin Whitmarsh, director de McLaren, declaró que la jornada del viernes del Gran Premio de Australia 2013 era uno de los peores de la historia del equipo no exageraba. La mentalidad de Button y Checo ha quedado marcada, y como si no hubiera más esperanzas ahora tienen la idea de evitar el menor daño posible en esta primera carrera.

“Creo que prácticamente ha sido lo que esperábamos desafortunadamente, sabemos muy bien que tenemos problemas con el coche. Ahora lo importante es poder maximizar el fin de semana y salir con puntos”, expresó Pérez tras bajar del MP4-28.

La nueva creación de la casa de Woking no es lo que esperaban. De un coche veloz, que cerró como el monoplaza más rápido y fiable de la pasada campaña, pasaron a un coche que vibra en cada curva del circuito, que representa problemas para ser controlado. Pareciera que en McLaren perdieron el rumbo y ahora deberán enderezar lo antes posible para evitar perder muchos puntos.Los resultados del viernes suponen un duro golpe para McLaren, un equipo que había vencido aquí en tres de las cinco últimas ediciones del Gran Premio.

“El coche es muy impredecible hace cosas que no esperábamos, es difícil maximizar en una vuelta. Cuando ponemos mucha gasolina el coche no mejora, se va en una dirección peor, así que espero que podamos mejorar el balance para el día de mañana y desarrollar una estrategia que nos lleve a los puntos”.

Para su compañero, el inglés Jenson Button, la situación tampoco pinta nada bien. Un top 10 lo ve como un resultado ideal ante lo que ha sucedido en las primeras tres horas que tuvieron sobre el circuito de Albert Park.

“Es un poco frustrante. Definitivamente no es el lugar donde queríamos empezar la temporada. Nosotros necesitamos mirar la data y entender el coche para mejorar”, señaló el campeón del mundo del 2009 quien dijo, no todo está perdido “tenemos problemas con el balance de la parte delantera así como la degradación de los neumáticos. Debemos mirar la data y analizar el por qué el comportamiento del coche”.

LaAfición.com