CARLOS NELLI
25 de marzo de 2014 / 01:04 a.m.

Jason Collins, quien es el primer jugador que se proclama abiertamente gay en la NBA, reveló que ha sido blanco de burlas de los oponentes,tras declarar su homoxesualidad.

El centro de los Nets de Brooklyn ha sido parte de la NBA desde el 2001 pero no fue hasta después de la temporada pasada que reveló ser homosexual. El jugador estuvo sin firmar con un equipo hasta que los Nets lo contrataron.

A pesar de que él ha recibido grandes ovaciones y su camiseta es la más vendida en el sitio web de la NBA, la reacción a su revelación no ha sido unánimemente favorable.

Collins dijo que un jugador, cuyo nombre no reveló, se había burlado de su condición.

"Uno de los jugadores. Un cabeza de chorlito de otro equipo", dijo Collins. "Él es un cabeza hueca. Así que simplemente lo dejé pasar", dijo el pívot de los Nets a un periódico local.

Collins comentó que respondió al insulto con una indiferencia silenciosa.

"Estoy controlando lo que puedo controlar. Así es como me comporto, sólo siendo profesional", añadió el centro de los Nets. "No se puede controlar lo que otras personas van a hacer".

Collins no quiso revelar quien fue el que le propino todos estos insultos.

"No hay necesidad de entablar una conversación con él en este momento", dijo Collins. "Es de esperar que si alguien tiene una opinión negativa tienen derecho a tenerla, pero al mismo tiempo entiendo que en la NBA somos un montón de personas y esto es América y todos tienen derecho a su opinión".

Los de Brooklyn, marchan con récord de 10-3 desde que firmaron con Collins, tienen una marca de temporada de 35-31 y se posicionan en quinto lugar en la Conferencia Este.