9 de marzo de 2013 / 07:00 p.m.

El artefacto fue colocado por personal técnico del Vaticano al tubo de cobre al que han sido conectadas las dos estufas que se usarán durante el cónclave.

 

Ciudad del Vaticano.- Los cientos de turistas que llegaron por la mañana a la Plaza de San Pedro fueron atraídos por la colocación de la chimenea por donde saldrá el humo blanco con el que se identificará que hay nuevo Papa para la iglesia católica.

Al conocerse ayer el inicio del Cónclave el próximo martes se ha iniciado la preparación de la estufa en donde se quemarán las boletas de los cardenales electores, resultado de las elecciones.

La Sala de Prensa del Vaticano informó que la actual estufa utilizada por primera vez en el Cónclave de 1939 es de acero, de forma cilíndrica y se estrecha en la parte superior que es de casi un metro de altura y de diámetro de 0.45. Tiene una puerta inferior para la introducción de los encendedores y otra puerta superior en donde se meten las boletas de las votaciones.

En la parte superior de la estufa están impresas las fechas con el año y el mes de los Cónclaves, 1939/III elección del Papa Pío XII; 1958/X elección del Papa Juan XXIII; 1963/VI elección del Papa Pablo VI; 1978/VIII elección del Papa Juan Pablo I y en 1978/X elección del Papa Juan Pablo II y en el 2005/IV Papa Benedicto XVI.

En el 2005, para la elección del Papa emérito Benedicto XVI se añadido otro aparato y se utilizaron químicos para reforzar la cantidad y el color del humo negro si no hay Papa y blanco si ya fue elegido por los cardenales.

EUGENIA JIMÉNEZ/ENVIADA