19 de junio de 2014 / 06:25 p.m.

Colombia, que juega su primer Mundial después de 16 años, se impuso con goles de James Rodríguez y Juan Quintero a los 63 y 69 minutos.

 

La selección colombiana de fútbol derrotó el jueves con angustia 2-1 a Costa de Marfil y sumó su segunda victoria consecutiva por el Grupo C del Mundial, con lo que quedó a un paso de asegurar su avance a los octavos de final.

Colombia, que juega su primer Mundial después de 16 años, se impuso con goles de James Rodríguez y Juan Quintero a los 63 y 69 minutos. Gervinho descontó para Costa de Marfil a los 73.

Con el triunfo, Colombia, dirigida por el técnico argentino José Pekerman, suma seis puntos en la zona, mientras que Costa de Marfil se quedó en tres.

"Estoy muy feliz, este es un grupo unido. Nunca nos va a faltar ese coraje, la valentía. Estamos felices por haber derrotado a un rival tan bueno", dijo Pekerman tras el partido.

"Tenemos muchos jugadores jóvenes que esto les va a servir muchísimo para crecer", agregó.

En el primer tiempo el partido se jugó con marca y precaución por parte de las dos selecciones, que venían de ganar en la primera jornada.

Colombia jugó a un toque para romper la defensa y la marca de Costa de Marfil en el mediocampo, en una estrategia que le permitió tener algunas aproximaciones frente al arco rival.

La selección africana recurrió a la velocidad y al contragolpe para llegar sobre al área colombiana, que por instantes entregó el manejo del balón y se resguardó atrás.

Colombia tuvo la opción más clara de gol a los 27 minutos, cuando el mediocampista James Rodríguez puso un pase preciso que dejó al delantero Teófilo Gutiérrez frente al arco de Boubacar Barry pero no pudo pegarle de frente balón que salió desviado.

Costa de Marfil, que dependió en exceso de Yaya Toure, tuvo una oportunidad de abrir el marcador a los 31 por intermedio de Serge Aurier después de que Colombia perdió la pelota en una salida, pero el arquero David Ospina atajó con seguridad.

El partido fue intenso, pero los sistemas tácticos de los dos equipos le quitaron emoción e impidieron que fuera vistoso.

LLEGAN LOS GOLES

En el segundo tiempo, Costa de Marfil tomó la iniciativa, manejó el balón y obligó a Colombia a replegarse defensivamente por lo que el equipo sudamericano recurrió al contragolpe.

El técnico de Colombia, José Pekerman, movió sus fichas al sacar a Víctor Ibarbo para incluir a Juan Fernando Quintero, un cambio para buscar el manejo del balón en el mediocampo e impedir la arremetida ofensiva de los africanos.

Con el cambio, Colombia ganó la presencia ofensiva que le permitió asumir el control del balón y del partido.

Colombia abrió el marcador a los 63 minutos con un cabezazo de Rodríguez después del cobro de un tiro de esquina de Juan Guillermo Cuadrado.

Pese a tener el marcador a su favor, mantuvo el ritmo del partido y seis minutos después marcó el 2-0 al recuperar una pelota en el mediocampo en una salida de Costa de Marfil.

El delantero Gutiérrez habilitó a Quintero quien con calma y precisión colocó el balón con la pierna izquierda en el fondo de la red.

"Fue muy difícil, pero el equipo mostró casta y personalidad y les marcamos en el momento justo. Al final les dimos el balón, pero es normal, porque con Costa de Marfil no se podía dar ventajas, terminamos apretados y cumplimos tácticamente", dijo Quintero.

Pese a la desventaja, Costa de Marfil no se entregó, presionó y mantuvo la presencia ofensiva Colombia con pases cortos y velocidad, una estrategia que desacomodó al rival.

Los africanos descontaron a los 73, cuando Gervinho eludió a varios defensas colombianos antes de acomodar la pelota en el fondo del arco de Ospina.

La anotación de Costa de Marfil apretó el partido, pero el equipo africano no logró empatar pese a los embates del final. (Escrito por Luis Jaime Acosta en Bogotá, reporte adicional de Camila Ramírez en Brasilia.

AGENCIAS