12 de marzo de 2014 / 02:09 a.m.

Adam Vinatieri tenía dos deseos mientras se encaminaba a convertirse en agente libre.

Quería sumar un anillo de Super Bowl más para su pulgar, y quería hacerlo con los Colts.

Indianápolis se negó a dejar ir el martes al kicker de 41 años, y volvió a fichar a Vinatieri con un nuevo contrato de dos años apenas unas horas antes de que pasara a ser agente libre sin restricciones y después de un par de días en que despertó el interés de otros equipos.

"Siempre es divertido tener otros equipos llamando, pero al final del día todos eran competidores muy rezagados en esto porque le dije a mi esposa que, siempre y cuando los Colts me quisieran y pudiéramos concretarlo, quería quedarme aquí", dijo Vinatieri durante una conferencia telefónica.

"Es agradable saber que eres apreciado, pero al final del día sentirte en casa es mucho más cómodo que irte a otro lugar", añadió.

Los términos financieros del acuerdo no estuvieron disponibles de inmediato, aunque Vinatieri dejó claro en repetidas ocasiones que su decisión dependía de algo más que el dinero.

Vinatieri es ampliamente considerado como un pateador de nervios de acero, uno de los mejores en la historia de la liga.

Convirtió dos patadas definitivas para ganar finales con Nueva Inglaterra, donde ganó tres anillos de Super Bowl.

Dejó Nueva Inglaterra como agente libre tras la temporada 2005 y aterrizó en los Colts, donde de inmediato se llevó su cuarto Super Bowl. Los Colts clasificaron de nuevo al Super Bowl tras la temporada 2009, pero perdieron ante Nueva Orleans cuando Vinatieri estaba en la lista de lesionados.

AP